Estos productos se venden por prescripción y supervisión de un médico o profesional de la salud.

Su venta requiere de receta médica. Contáctanos para hacer tu pedido, lo entregamos en la puerta de tu casa.

L&R.png
whatsapp.png

Para garantizar el uso del apósito adecuado a cada fase de curación, las heridas se evalúan según su aspecto y se distribuyen en cuatro fases: necrótica, con capa fibrinosa, en granulación y en epitelización. En la práctica diaria del consultorio se utilizan los siguientes códigos de color para tales fases: negro, amarillo, rojo y rosa, respectivamente.

El grado de exudación de la herida (intenso, moderado o leve) representa otro criterio para seleccionar el apósito adecuado. Además, siempre hay que pensar en la posibilidad de que exista o pueda existir una infección. Una infección

clínica está caracterizada por síntomas clásicos de tumefacción (inflamación, enrojecimiento, calor, dolor y, en su caso, limitación en las funciones), así como por signos de infección, como la formación de olor o pus.

No obstante, esto debe distinguirse de la colonización o la contaminación de la piel o la herida. Existe la colonización cuando los gérmenes invaden la piel o la herida, mientras que la contaminación consiste en una colonización reducida de la herida con gérmenes patógenos sin que se produzca una reacción del huésped.

Tratamiento para Heridas